¿A Qué Estás Comprometido? Parte 1 - Sí (Quiero Decir No) | Mastering Alchemy

Sí (Quiero Decir No)
 
¿Haz dicho alguna vez que Sí cuando en realidad querías decir No? ¿Te haz comprometido a un proyecto para más tarde (casi siempre en el medio y cuando estás bien profundo en él) darte cuenta que en realidad no quieres estar haciendo esto? ¿Qué hay en nuestra interconexión que nos hace cruzar nuestros propios límites de la sabiduría, nuestros valores y prioridades, y decir que sí, cuando en realidad queremos decir que no?
 
Estar sobre-comprometido es muy común entre esos seres humanos que están despiertos y que están empezando a hacer aquello que internamente les llama. Nuestra cultura nos ha enseñado que para ser valioso tenemos que hacer aquello que otros nos están pidiendo que hagamos, inmediatamente, perfectamente y con una sonrisa. Las buenas noticias son, que muchos de nosotros nos estamos re-entrenando con respecto a nuestro balance y estamos diciendo que no; sin embargo, esto no es lo más común. Yo participé recientemente en una reunión de la localidad y me sorprendió el saber que muchos de los que estaban atendiendo habían llenado sus vidas con un gran número de comités y grupos de voluntariado. Ellos hablaban de que estaban fatigados y no podían hacer tiempo para ellos mismos, para ejercicios u ocio. Se les notaba en sus caras y cuerpos cansados.

Cuando nos sobre-comprometemos, sacrificamos nuestro balance é integridad. Nos auto engañamos sobre lo que en realidad es importante. Ese molde (que seguramente nos llega de nuestra infancia) tapa la verdad de qué es lo que realmente es apropiado para nosotros – nuestra pasión y nuestro llamado. Ese hábito puede venir de la creencia de que si otros están observando cuán duro estamos trabajando, cuánto hacemos y cuánto nos sacrificamos, entonces nos valorarán más. El hecho es que nos valorarán tanto, que nos pedirán hacer mucho más, hasta que ya no haya nada más que dar en nosotros.

Sin embargo, hay otra opción. Hay maneras de ser valioso sin tener que experimentar el agobio o la tensión del sobre-compromiso. Observemos a los niños. Ellos son valorados-simplemente por existir. ¡También tú eres valiosa!

Cinco Pasos para Encontrar Tus Límites
Para hacer cualquier cambio, primero tienes que evaluar tu situación actual. Tan sencilla cómo es esta herramienta, la mayoría de nosotros no la probamos. Observa si encuentras resistencia o juicio cuando estás leyendo estas palabras. Observa si tu “sencillamente no tienes tiempo” o piensas que “esto es tonto.”

Escribe una lista de todos tus compromisos incluyendo el cuidado de las mascotas, la pareja, amigos, proyectos, quehaceres del hogar….todo lo que hay.

Siéntate confortablemente, cierra tus ojos e imagina uno de estos compromisos que están en tu lista. Refleja en tu participación en ellos, sieeeeeente completamente cómo te sientes al participar en ellos.

Rápidamente y sin analizar, pon unos compromisos en la categoría del 1 al 0, siendo el 10 el más satisfactorio. Tómate tu tiempo y sé honesto.

Continúa con un par de compromisos más. No es necesario completar de un tirón la lista entera. (¡Pudieras estar sentado por horas!)

Guarda lo que has completado y vuelve a mirarlo en tres días. Revisa tu clasificación y cambia los números si es necesario

Aquellos compromisos que haz calificado de 6 o más están dentro de tus límites de sabiduría. Es aquello que te llena y te hace sentiiiiiir bien, y es un aumento sabio de actividades en tu vida. Del cero al 5, simplemente no es suficiente.

Ahora posees más información con la cual identificar tu propia verdad, respetándote a ti misma y expresando cuáles son tus prioridades. El próximo paso es el creer plenamente en aquello que haz descubierto y el expresar verbalmente tu nueva verdad. Esto puede ser tan simple cómo “O, yo me sobre-comprometí aquí. Tenemos que buscar una manera para distribuir el trabajo mejor.” “Muchas gracias por la invitación, pero ahora estoy completamente ocupada.” O simplemente, “No, muchas gracias.”

Si tu no respetas tu propia verdad, otros no te respetarán. Para entrar de lleno en el papel que has venido a desempeñar cómo Sanadora, Maestra, Líder durante este Cambio de Conciencia – tienes que comprometerte antes que nadie, CONTIGO.

Por Jim Self