La Historia de la caída de la Conciencia – Parte 2 | Mastering Alchemy

La Historia de la caída de la Conciencia – Parte 2

La Historia de la caída de la Conciencia – Parte 2

Las mutaciones y deformaciones tenían una vida propia y comenzaron a interactuar entre sí y a entretejerse juntas. Las mutaciones y distorsiones comenzaron a crear y a dividir más distorsiones y más mutaciones, y más distorsiones y más mutaciones. Distorsiones y mutaciones no tienen conciencia. Son como un virus o una máquina que sigue duplicándose y replicándose.
 
En la tercera dimensión, mutaciones y deformaciones son vibraciones que conocemos como la ira, los celos, el resentimiento; el engaño, la dominación y el control; el incesto, la violación y los "ismos", como en el sexismo y el racismo, etc. Todos esos sentimientos y pensamientos desagradables son las distorsiones que se pueden escuchar en todos nuestros espacios en la actualidad. Todos ellos están envueltos en miedo.
 
Este proceso se ha prolongado durante muy, muy largo tiempo. Hay muchos lugares en Todo -Lo Que -Es que no existe luz en ellos en absoluto. Una vez le dije a Uriel, "¿No será un reto para esta oscuridad ser traída de vuelta a la Luz?" Podía sentir la sonrisa dentro de Uriel.

Uriel dijo: "Esos patrones oscuros y los seres que están sin luz no son los desafiantes. Serán fáciles de trabajar cuando llegue el tiempo señalado. Ustedes son los más difíciles. Ustedes tienen libre albedrío y tienen elección. Ustedes llevan consigo la chispa de la Luz del Creador. Ustedes tienen elección y nosotros no interferiremos con sus opciones. Ustedes deben elegir por sí mismos. Los seres oscuros no tienen libre albedrío ó elección".

Mucho está ocurriendo ahora. Mientras se utilizaba el segundo Rayo, se descubrió que la luz podría intensificarse hacia abajo y comprimirse en densidad. Esto abrió completamente un nuevo reino de creación. Los grandes seres de luz, los Avatares y Elohim, podrían experimentarse a sí mismos en forma. Esto era a la vez nuevo y una gran alegría. Ellos comenzaron a experimentarse a sí mismos en todo tipo de forma, tales como rocas, agua, aire, flores, y mucho más.

A medida que la creación siguió expandiéndose, otra creación notable se produjo. Doce centros de vida de conciencia fueron extraídos desde el aspecto Crístico del Creador y colocados a lo largo de Todo- Lo Que-Es. Cada uno de estos centros sostiene el Amor del Creador. El propósito de cada uno de estos centros fue reflejar este amor y la Luz Crística y regresarla a los seres que habitaban o visitaban esos centros. En consecuencia, muchos de los nuevos seres en los reinos Arcangélico, los Avatares, los Elohim, y todos los grandes seres de Luz disfrutaron de estos centros de Luz Crística.

La Tierra es uno de esos centros especiales de Luz.

En el curso de esta caída de Conciencia, había muchos dioses creadores, y otros, que vinieron a éste centro Crístico. Muchos de ellos estaban muy consumidos, y enfocados en creaciones contaminadas y distorsionadas. No mantenían consigo mucha de la Luz del Creador. Las creaciones físicas que se realizaban en el Planeta Tierra comenzaron a contener más distorsiones y menos del Amor del Creador.

Debido a ésta larga e intensa infiltración de mutaciones y deformaciones, la Tierra ya no podía seguir reflejando la Conciencia Crística y regresarla a aquellos sobre su superficie. Sus habitantes ya no recibían su luz y de la Tierra cayó de aquella Conciencia Crística. Cayó de ser el campo unificado de amor en una de mayor densidad, convirtiéndose en física. La Tierra cayó. Un centro de luz de los 12 existente cayó. Este evento creó una enorme ondulación a lo largo de Todo- Lo Que- Es. La Tierra había sido, hasta esa caída, un pasaje muy significativo al alcance de todos.

En ese momento los Arcángeles, los Elohim, los Señores de la Luz, y muchos otros grandes seres, solicitaron al Creador crear un piso o límite; un punto para detener la caída. Si la tierra caería más allá de esa línea jamás se recuperaría.

Esta creación es conocida como el Cubo de Metatrón. Era una construcción geométrica intrincada de la conciencia, luz y sonido. Se creó un punto en donde la tierra no podría caer más lejos. El resultado se conoce como "la tercera dimensión." Era rígida, estructurada y muy densa. No había flexibilidad en el momento de su creación. Tenía limitaciones muy específicas y podría sostener y apoyar muy poca luz, más sin embargo había conciencia que vivía dentro de ésta Tierra. La Tierra existió en este estado por un tiempo muy largo.

Debido a ésta gran caída de la Conciencia, muchos de los grandes Seres de Luz, Avatares, Arcángeles, y muchos, muchos otros, el reino Arcangélico se vieron abrumados y solicitaron al Creador cambiar su propósito. Pidieron que en lugar de solo contemplar las creaciones de los dioses creadores, que su principal función fuera detener la caída de la Conciencia. Su propósito era revertir el daño causado por las mutaciones y deformaciones y liberar a todos los que habían sido afectados. El Creador les concedió su petición.

Eventualmente, y después de un período muy largo de tiempo, la conciencia que quedaba en la Tierra fue capaz de crear suficiente estabilización que la estructura del cubo fue retirada de la tierra. La posibilidad de que la tierra cayera aún más en la oscuridad ya no existía. Mucho después de que se retiró el cubo, los habitantes empezaron a crear nuevas consideraciones y pensamientos que estaban fuera de las limitaciones anteriores. Donde antes sólo había rigidez y ninguna flexibilidad, ahora empezaba a haber posibilidades.

Esto se desarrolló muy lentamente a lo largo de millones de años y allí comenzó a existir más conciencia y flexibilidad. Regresaron al planeta oportunidades y diferentes niveles de conciencia. Pero, la posibilidad de volver a ser un centro Crístico de luz no estaba disponible para el Planeta Tierra.

Más aspectos de la Conciencia llegaron al planeta y fueron capaces de permanecer y anclarse. Con el tiempo la posibilidad de sembrar una nueva especie en el planeta comenzó a ser entretenida. Este es el punto donde la mayoría de nosotros tenemos un entendimiento de un "principio". Esta nueva conciencia se llamó Lemuria. No existían cuerpos físicos en las primeras etapas de Lemuria. Los habitantes eran seres simples que contenían la Luz. La Conciencia de Luz comenzó a vivir más plenamente en el denso planeta Tierra. Los lemurianos tenían conciencia de luz pero no eran ustedes. Ellos fueron el primer aspecto del gran experimento.

A lo largo de este despliegue, los Rayos de la Creación continuaron siendo ofrecidos, sin embargo, las mutaciones y deformaciones continuaron expandiéndose y creciendo también. Con cada nuevo Rayo, grandes posibilidades creativas se desarrollaron, pero no tuvieron éxito en detener permanentemente las distorsiones. Esto continuó durante muchas decenas de miles de años.

Por Jim Self

En la parte 3: ¿Por qué y cómo todo cambió en el año 2003 y las nuevas posibilidades que ahora se están desarrollando.