La verdad acerca de las Energías Masculinas y Femeninas – Segunda Parte | Mastering Alchemy

Extracto de la serie del webinar acerca de “Relaciones durante el Cambio”
 
El mes pasado comenzamos discutiendo la diferencia entre la energía creativa femenina y masculina y lo que ocurre cuando esas energías están fuera de balance. Ten en cuenta que no estamos hablando de personas masculinas y femeninas. Esto tiene que ver con la energía creativa que cada uno de nosotros podemos aprovechar y utilizar. No importa cuál sea el género o la orientación, todos tenemos acceso a algo de potencial maravilloso creativo masculino y femenino. También hablamos de lo que ocurre cuando la energía masculina se manifiesta como dominante y el femenino se manifiesta como débil. Vamos a continuar con otras posibilidades de desequilibrio. Observa si reconoces estos patrones en la vida de los que te rodean. Y de la manera que tu creas.
 
Femenino- Fuerte - Masculino-Débil
 
Si inviertes los roles que hemos discutido el mes pasado, la energía femenina es fuerte y la energía masculina muy débil es como si la energía femenina dijera: "Tengo estos grandes sueños y deseos. Deseo tener esto ... quiero eso ... me gustaría tener estos otros por aquí. "Pero a veces debajo de esa aparente fuerza y determinación, existe " No puedo tener " No merezco " No puedo recibir ". La energía creativa femenina sin el equilibrio y estructura de la energía masculina es muy dispersa; es poco confiable. Es como verter agua sobre la superficie de una mesa, se extiende por todas partes; no se contiene, no se enfocada o se dirige. No hay una estructura (taza) que mantenga el poder creativo femenino.

Cuando el femenino está fuera de balance pregunta al masculino, "Oh, quiero que me construyas una casa" el masculino, dice, "me encantaría construirte una casa. Soy carpintero, puedo construirte una casa. Te amo.” Y él se va emocionado y obtiene la madera, piedra, cableado eléctrico y empieza a construir una hermosa casa. Esta es la creatividad de las líneas rectas y los ángulos de las que hablamos el mes pasado.
Mientras tanto, la energía femenina ha seguido creando. Después de pedir una casa, ella se fue a clase de yoga, a tomar té con amigos, de compras a Macys y compró ingredientes para una cena gourmet. Las curvas y los remolinos de la creatividad. Cuando finalmente ella enfoca su atención nuevamente de regreso a casa, ella le pregunta al masculino, "Hola - ¿Qué estás haciendo?"

"Cuando dije eso?", Responde ella. "Realmente lo que quiero es ir a la playa y tener una casa allí."
“Muy bien, te puedo construir una casa en la playa.”

“Oh, eso sería maravilloso,” responde la energía femenina.  Y así continúan y la historia se repite. Con éste patrón sin aterrizar y disperso, la energía masculina se siente invalidada, poco apreciada, inaudible. Esta energía femenina dispersa se arremolina a su alrededor de una manera incontenible y la energía masculina la sigue, o lo intenta. Cuando cambia de opinión una y otra vez, el masculino también cambia su dirección por ella, tratando de construir una casa, una estructura dentro de la cual pueda ser feliz y crear. Sin embargo, con éste modelo, tanto la energía creativa femenina y masculina son incompletas y con el tiempo, hay frustración. ¿Conoces a alguien así (tu)? Esta persona no aterriza, no completa los muchos proyectos que ha comenzado, mientras afanosamente viene con más ideas. Posiblemente ha guardado todos los materiales y suministros que ha reunido para cada uno de estos proyectos - desde hace años, con la promesa de llegar a ellos algún día.

Femenino-Débil - Masculino-Débil

También existe el patrón de energía femenina débil energía junto a la energía creativa masculina débil. En este caso, ni están creando con facilidad y tampoco reciben ó cumplen sus deseos. Ambos están aterrorizados. Energía débil no crea; cambia de opinión con frecuencia. No hay movimiento hacia adelante. Puede ocurrir inercia. Ambos están queriendo tomar la decisión a qué película ir  y de repente es demasiado tarde. Todas las buenas películas ya han ido y venido. Como una exploración personal, es posible que ya te has dado cuenta de ésta dinámica en la vida de los demás a tu alrededor y, en definitiva, en tu propio proceso creativo. ¿Conoces a alguien que exhibe inercia y no está creando de forma plena y sabes que tiene el potencial? Tal vez no toma riesgos y utiliza vocabulario que es contraproducente?

Femenino-Fuerte - Masculino-Fuerte
La otra cara de esto es una creación de patrón masculino fuerte y femenino  fuerte. Una vez más, ambos se encuentran en el miedo y, a nivel interno, en una gran confusión e inseguridad. Habrá mucha competencia, empujones, incompleto  y agitación. Ambos poderes creativos aquí pueden ser muy inflexibles y obstinados. En consecuencia, mucho mueven y nada se crea. Puedes conocer  gente que hace esto en su espacio creativo. Pueden presumir y alardear y presentarse como personas con confianza que logran mucho pero en realidad, han logrado muy poco en sus vidas. Esta persona puede "saberlo todo" y discutir con todas las sugerencias que otros hacen.

¿Cómo llegamos a estar tan fuera de control?

Cuando la energía creadora masculina dentro de ti es demasiado débil o fuerte y lo femenino dentro de ti es demasiado débil o fuerte, a esto lo llamamos el tercer juego tridimensional de "no estoy bien." Ahí es donde la mayoría de nosotros hemos aprendido a ser y vivir nuestras vidas. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí, en este estado fuera de equilibrio? He aquí un ejemplo: Hay una niña o niño que es muy talentoso, muy hábil y muy bien informado. El está muy emocionado acerca de quién es y lo que quiere hacer. Está muy confiado, en sí mismo y lo que es posible. El simplemente dice: "Yo puedo !!" Este pequeño niño establece su camino y crea dibujos maravillosos y grandes obras de arte. El canta todo el tiempo y construye apasionadamente cosas asombrosas. Y tal vez a sus tres años de edad es un muy exitoso en su mundo y un día le dice a su adulto favorito, "Mira mi elefante" porque es un hermoso elefante y el está muy feliz con su creación. El adulto dice: "¿No sabes que los elefantes no son de color naranja? Y, además, esto son rallones sin sentido. Debes aprender a colorear dentro de las líneas,”

Esto causa un shock e invalidación de tales magnitudes hacia él, que renuncia a su confianza y a su poder. La creencia "no estás bien" se desliza justo en el espacio "yo soy grande y exitoso" que solía ser hace un momento. Al principio se confunde el pequeño niño, entonces hace una de dos cosas. El puede decir: "Bueno, te voy a demostrar", y pasa el resto de su vida trabajando para demostrar que el es bueno. El puede convertirse en una personalidad tipo A y triunfa en exceso con el fin de mostrar en su larga vida adulta que el es realmente una persona con valor. Sin embargo todavía hay un poco de duda "¿Estoy bien?" Que se encuentra en su espacio y sus creencias acerca de sí mismo. El tiene pensamientos privados como: "No estoy seguro de si esta pintura que acabo de hacer realmente vale diez mil dólares" a pesar de que en el exterior se presenta a sí mismo como una persona segura, decidida y fuerte.

La otra posible reacción que el pequeño niño puede tener es: "Bueno, tal vez esa persona adulta tiene razón. Tal vez no soy tan bueno después de todo.” Tal vez nunca pueda regresar a esa poderosa expresión y talento que alguna vez tuvo. Ese niño apasionado crece hasta esconderse, dudar de todas las decisiones y no tomar muchos riesgos.
Cada uno de nosotros ha experimentado el resultado de ésta energía creativa distorsionada. Una vez que entiendas las distinciones y el poder de la energía creativa femenina y masculina estarás en mejores condiciones para balancearlas y crear con más fuerza y plenitud. Entonces, cuando entres en una relación,  seguirás manteniendo la creencia de que cuentas y que eres valioso. No habrá empuje o empujón, la competencia o la invalidación. No habrá mejor o peor. Hay, pues, un equilibrio entre y dentro de tus formas masculinas y femeninas de creación. Una vez equilibrada, te reconocerás a ti mismo y seguirás adelante en alegría de pintar esos elefantes de cualquier color que elijas con compañeros de juego que celebran contigo.

Por Jim Self