Salir del juego de Juzgar | Page 2 | Mastering Alchemy

Salir del juego de Juzgar Por Jim Self  Tu has permanecido en este camino de conocimiento por un periodo largo.  Has estudiado los mejores libros de auto mejoramiento, has tomado talleres y seguido a todos los maestros inspiradores.  Tu has aprendido que estás en completo manejo del diseño de tu vida.  Entonces porque todavía juzgas continuamente a otros?  (Si, esa pequeña voz todavía habla en voz baja.)
 
Así que, porque los juicios siguen apareciendo en tu vida cuando habías pensado que ya lo habías dejado atrás?
 
Porque TU has sido juzgado.
 
Hay una línea muy interesante a la mita de la oración del Padre Nuestro.  Dice, “Perdona nuestras ofensas como nosotros también perdonamos a los que nos ofenden.”  No dice: “Ve y arregla a ésa persona y cuando sea perfecta, amable y considerada entonces consideraré perdonarla.”

Lo que realmente significa es: He comprado la maleta de alguien y la estoy cargando por todas partes.  Ahora estoy decidiendo y eligiendo creer que están bien." Tan crueles y horribles como algunos puedan actuar ahora, ellos están perfectamente bien.  Solamente en mucho dolor.”

Como verás, no hay malas personas – solamente gente en dolor.  Alguna veces ese dolor se muestra así mismo muy ruidoso.  Ese dolor es arrojado hacia ti a manera de juicios.
Alguna vez has tratado de trabajar cuando tienes dolor en un diente?  No es nada cómodo.  Alguna vez te has pichado el dedo y tratas de escribir en un teclado.  No es fácil.  La gente tiene dolor enorme por que le han mentido y mentido y mentido.

Solo están demostrando lo que conocen mejor.  Alguna vez has visto a alguien sintiendo enojo, dolor, y en energía de victima?  Les han mentido también.  Su luz se ha atenuado y ellos simplemente demuestran lo que ellos creen como verdad. 

Alguna vez has experimentado guardar rencor? Por ejemplo, pretendamos que te pateo y me desaparezco. Tu vas a pensar para ti mismo, “Que mal tipo fue ese. Ni siquiera se disculpó.” Te encuentras verdaderamente enojado por el incidente y se lo cuentas a todos tus amigos. Un año después regreso a la ciudad y te digo, “Hey, gusto en verte otra vez.” Que es lo primero que viene a tu mente? “Tu eres malo.” Pero que pasa si dijera. “Parece que estás enojado conmigo”

“Si, yo estoy! Tu me pateaste, eres un malo y….”

“Wooa! No sabía eso. Haciendo memoria me doy cuenta que cuando me levanté tropecé con una silla o algo. Realmente lo siento. Si me hubiera dado cuenta, definitivamente me hubiera disculpado contigo.” Hasta ese momento todavía cargas resentimiento? Realmente no. Pero durante todo el año quien estuvo atorado – tu ó yo? Durante un año te mantuviste con resentimiento y juzgando. Tu decidiste estar en la energía de juicio porque no obtuviste lo que esperabas de mí. Tu quisiste un “Hola.” Hola. Yo te veo! Tu solo querías que alguien te dijera “Hola! Veo tu brillantez.” Muy sencillo. 
 
En el jardín de niños alguna vez mostraste a alguien tu dibujo de un elefante que tenia mucho color anaranjado por todos lados y el color salía fuera de las líneas? Tal vez la respuesta fue: “Eso no es un elefante. Son puros rayones. No sabes que los elefantes son grises y que no debes salirte de las líneas? No vuelvas a dibujar así otra vez.” Si eso te hubiera pasado, dibujarías otro elefante? Lo más seguro es que no. Así que, cargas juicios en tu espacio acerca de quien eres y de que eres capaz? (Muchos.) 
 
Esa invalidación viene de gente con mucho dolor. No son gente mala-solo se encuentran en dolor. Mirar a una experiencia del pasado con una nueva perspectiva cambia un poco? Te libras de los juicios correcto/incorrecto y bueno/malo. Se desaparecen los juicios. Todo lo que queda son experiencias interesantes y divertidas. Tu puedes tomar una decisión diferente ahora.
 
Tu puedes escoger compasión.
 
Te gustaría empezar a soltar algo de ese dolor para que no tengas que seguir cargando con juicios nunca más? Cuando escoges observar las experiencias de la vida desde una perspectiva más elevada te das cuenta que más alto, más viejo, más sabio son parte de ti. Tu Ser Supremo se encuentra ahí y te dice, “Quiero agregar Todo Lo Que Es. Quiero experimentar más”
 
Cuando viniste a éste cuerpo, tu dijiste, “ Yo soy grande, un espíritu capaz. Recuerdo quien Soy. Yo voy a hacer una diferencia. Yo voy a romper el actual juego del dolor. Voy a romper los juicios que se sumaron a los juicios, que se sumaron a las mentiras, que se sumaron al dolor que se sumaron a los castigos y que se sumaron a más juicios.”
 
Tu dijiste, “Cuando venga a éste cuerpo vengo con la meta de traer el Cielo a la Tierra.” 
 
Por Jim Self